El mayor reto de Septiembre: bajar de peso

En verano con los días más largos, las vacaciones, el buen clima y el buen humor que nos ayudan a estar más relajados, las quedadas con amigos y familia se hacen con mayor frecuencia. Como buenos mediterráneos, solemos juntarnos alrededor de una mesa, en el chiringuito o en cualquier sitio que se preste para unas cervezas y el picoteo. Pero este grandioso bienestar y disfrute, tiene sus consecuencias y basta solo con bajar un poco la mirada para notarlas. Por eso, en el mes de septiembre nos enfrentamos al reto de bajar esos kilos de más que hemos ganado durante el verano. Te contamos cómo hacerlo a continuación.

El primer error que cometemos en verano

La mayoría de nosotros, al comenzar el verano y las vacaciones, hacemos a un lado nuestras responsabilidades, y con ellas, casi todos nuestros buenos hábitos como dormir bien, hacer actividad física, mantener una rutina alimentaria, el moderado consumo de alcohol, grasas y demás. Es normal, y nos sucede a todos, pero es aquí cuando comienza el reto ¿Por qué? Principalmente, porque todo será como empezar de cero, desde ir al gimnasio, levantarse temprano, establecer horarios de comidas y demás. Te ayudamos a enfrentar este reto con algunos consejos que te serán de ayuda.

Consejos para empezar a bajar de peso luego del verano

  1. El primer consejo, y es, sin dudas, el más importante, tener paciencia. A veces la vida es ingrata, tantos meses cuidándonos para llegar bien al verano y en dos meses de descuido, ya el cuerpo sufre las consecuencias. Esto se hace notar más aún, a medida que nos vamos haciendo mayores, por eso la paciencia es clave. Hay que ser conscientes que es un proceso y se empieza desde cero. Así que, no esperes resultados la primera semana.
  2. Recupera tus horarios habituales. Vuelve a tener las comidas que solías tener al día, respetando los horarios y las cantidades. Un poco de rutina siempre será saludable para nuestro organismo, y te lo sabrá agradecer con cambios positivos en el cuerpo.
  3. Planifica tus comidas. No esperes a tener hambre para ir a comprar la comida, porque es una muy mala decisión. Si haces eso, serás víctima de lo que tus ojos quieran consumir y lo que las marcas quieran venderte. Para evitar caer en la tentación, tomate el tiempo de ir al mercado, planificar la mayor cantidad de comidas de la semana que puedas y realiza tu compra en relación a ello.
  4. Dedícale un poco más de tiempo a la cocina. La pereza y la falta de ganas, generalmente, son los primeros motivos por los que acudimos al delivery, pero una vez que ya hayas hecho una buena compra en el mercado, entonces, dedícale un rato a la cocina para prepararte unos buenos platos para el resto de la semana.
  5. Mantén una buena dieta variada. Las carnes blancas, las legumbres, el pescado, los cereales integrales, las frutas y las verduras, tienen que formar parte de tu rutina alimenticia. Podrás cocinar excelentes platos combinando la justa medida de cada uno de ellos.

¿Entonces? Ya lo tienes todo para comenzar a bajar de peso. Si necesitas una ayuda extra, existen ciertos suplementos que ayudan a adelgazar, puedes conseguirlos aquí.

La importancia de cuidar las articulaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú Principal
Cerrar

Carrito

Cerrar

Lista de deseos

Recently Viewed

Close

¡Qué alegría verte aquí !

A password will be sent to your email address.

¿Ya tienes una cuenta?

Cerrar

Categorías